Distintas tecnicas drenaje linfatico

admin
admin

Drenaje linfático en casa

Las secuencias de maniobras para cada territorio individual implican la alternancia de movimientos suaves de movilización, como las maniobras circulares, con movimientos de recogida y empuje, como el bombeo y el envío. También existen maniobras específicas para los tejidos fibróticos, utilizadas para inducir una transformación del tejido fibroso útil para la descongestión final.

En concreto, el drenaje linfático se evita en casos de infecciones agudas, tuberculosis, sospecha de neoplasias o establecidas, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, asma, hipertiroidismo, vagotonía.

Por supuesto, las contraindicaciones mencionadas anteriormente sólo deben tenerse en cuenta para el profesional que no ejerce bajo prescripción médica y que opera fuera de los entornos de rehabilitación u hospitalarios.

Fisioterapia de drenaje linfático

La linfa fluye por todo nuestro cuerpo, limpiándolo de los metabolitos acumulados en los tejidos; a lo largo de este recorrido hay varias estaciones linfáticas donde la linfa se vacía eliminando los residuos recogidos.

  Tecnicas mecanicas de drenaje linfatico

En el ámbito del drenaje linfático, el mismo término se refiere al conjunto de técnicas manuales utilizadas para facilitar el flujo del exceso de líquidos que la linfa recoge y depura a través de los ganglios linfáticos antes de volver a la sangre. Este masaje expulsa todos los residuos de los tejidos del interior de los vasos linfáticos, interrumpe la estasis circulatoria linfática y estimula la generación de células inmunitarias que, al pasar por la sangre, aumentan las defensas del organismo.

El masaje manual se realiza en zonas específicas del sistema linfático (formado por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos), con el fin de facilitar la salida de los líquidos estancados y los productos de desecho metabólicos.

Efecto relajante: el tratamiento manual, lento, rítmico y repetido, asegura un efecto relajante en los músculos, afectados por contracturas o tensiones, devolviendo al sujeto una sensación de bienestar psicofísico.

  Las técnica del drenaje linfático manua

Contraindicaciones absolutas del drenaje linfático

El bloque de construcción morfológico y funcional elemental del tejido linfático son los ganglios linfáticos, también conocidos como ganglios linfáticos o glándulas linfáticas. Contienen células del sistema inmunitario en distintas fases de maduración. Controlan y protegen la sangre periférica filtrando y purificando la linfa, activando el sistema inmunitario y permitiendo el paso de los leucocitos al sistema linfático en presencia de patógenos. Las estaciones de los ganglios linfáticos tienen una ubicación topográfica constante.

A medida que la enfermedad se agrava y se vuelve crónica, progresa hasta la fase de elefantiasis. En el caso de un linfedema grave, se realiza una intervención quirúrgica para desviar la linfa estancada en una región hacia el tejido sano (linfangioplastia), o un autotransplante de ganglios linfáticos.

En el ámbito cosmético: tratamiento de los edemas que se producen tras la cirugía plástica, lifting, blefaroplastia, etc.; celulitis (el masaje debe combinarse con restricciones, dieta y ejercicio); tratamiento de cicatrices (también para reducir o contrarrestar la formación de queloides); úlceras que cicatrizan con dificultad (úlceras varicosas); quemaduras.

  Orden de técnicas drenaje linfático

El drenaje linfático adelgaza

El drenaje linfático tiene una importante acción drenante y antiedematosa, ya que favorece la eliminación de los líquidos estancados. Esta acción se realiza manualmente en todas las zonas que afectan al sistema linfático.

Además, después de ciertos tipos de cirugía, que implican la formación de edemas, se recomienda el drenaje linfático para acelerar los tiempos de recuperación (liposucción). También se utiliza en combinación con otros tratamientos de medicina estética, como la mesoterapia.

El tratamiento de drenaje linfático acelera el flujo de la linfa. Este proceso conduce las sustancias nocivas fuera del cuerpo de manera fisiológica. Posteriormente, la llegada de la linfa limpia a la zona tratada permite enriquecerla con nuevos nutrientes de acción reconstructiva.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad