Vendaje drenaje linfatico rodilla

admin
admin

Masaje de drenaje de rodilla

Por lo tanto, es necesario prever una optimización de los recursos disponibles, con un uso dirigido de las técnicas terapéuticas, basado en la evidencia, y adaptado a las necesidades clínicas de cada paciente, para obtener el mejor resultado posible con el menor gasto de recursos y el menor coste posible.

En conclusión, la elección de la estrategia terapéutica debe basarse, por tanto, no sólo en la evaluación del estadio clínico y del grado de linfedema, sino también en las limitaciones existentes y en la condición de invalidez inducida por la enfermedad.

La inflamación sirve para destruir, diluir y confinar el agente dañino, pero al mismo tiempo pone en marcha una serie de mecanismos que favorecen la reparación o sustitución del tejido dañado

Drenaje linfático de piernas antes y después

En el trabajo que se presenta, se exponen los conocimientos fisiopatológicos básicos del vendaje elástico e hipoelástico con una descripción de los componentes intrínsecos de fabricación tanto de los vendajes como de las medias, junto con los principios de acción hemodinámica sobre las estructuras anatómicas sometidas a compresión.

  Drenaje linfático manul llamada rodilla

Se recuerdan las limitaciones y complicaciones debidas a la aplicación incorrecta de los vendajes y la optimización de la conformidad del sujeto, que es de especial importancia para determinar el éxito del resultado esperado.

Ciertamente, entre las intervenciones terapéuticas disponibles, el Tratamiento Combinado de Rehabilitación Física (TFC) representa, hoy en día, el mejor método para obtener resultados duraderos en comparación con los obtenidos con la Farmacología o el Tratamiento Quirúrgico por sí solos.

Este estudio pretende demostrar, además, cómo la Elastocompresión dentro del mismo T.F.R.C., consistente en la aplicación estratégica de la D.L.M., la Compresión Neumática Intermitente, la Terapia de Ultrasonidos, la Electroestimulación, la Termoterapia, la Gimnasia Isotónica Individual o Grupal, la Gimnasia Ventilatoria, o la Hidrocinesia, juega un papel fundamental en la obtención de los resultados deseados.

Masaje de drenaje linfático “hágalo usted mismo”.

El fisioterapeuta Emil Vodder y su esposa Estrid fueron los primeros en introducir el drenaje linfático en la década de 1930, y perfeccionaron la técnica introducida por el Dr. Alexander Von Winiwarter, dando lugar a la actual técnica de drenaje linfático de Vodder.

  Drenaje linfatico kinesio tape rodilla

El método Vodder implica la realización de empujes circulares y rotatorios y de movimientos de dispensación y bombeo, mientras que el método Leduc implica únicamente la maniobra de retirada, que se realiza aguas abajo de la zona que presenta el trastorno, para vaciar los colectores linfáticos, y la maniobra de reabsorción, que se realiza en las zonas donde hay retención, para favorecer la reabsorción de líquidos.

A continuación, pasamos a la región de la pierna, cuyos ganglios linfáticos de referencia son los retromaleolares, y procedemos a realizar maniobras de bombeo y movimientos de golpeo en la zona de la pantorrilla, para terminar la parte anterior del miembro inferior con el tratamiento del pie.

Las maniobras son similares a las descritas para el miembro inferior, los ganglios linfáticos de referencia son diferentes, que en este caso son los axilares (si están presentes) y los del brazo. El tratamiento de la extremidad superior suele combinarse con el tratamiento del tórax y el pecho.

  Drenaje linfatico rodilla inflamada

Contraindicaciones absolutas del drenaje linfático

El paciente, D.C. de 15 años, el 24 de mayo de 2018 sufrió un esguince en la articulación patelofemoral derecha, que fue tratado de forma conservadora con la colocación de una férula articular bloqueada y la indicación de descarga mediante bastones canadienses de forma bilateral durante un mes.

En septiembre de 2019, la paciente comenzó a manifestar un aumento volumétrico de la extremidad inferior izquierda; inicialmente sólo en la zona peri-maleolar para luego extenderse progresivamente también a la pierna y al muslo (Figura 1). Inicialmente, la familia pensó que la asimetría artral era consecuencia de una probable hipotrofia muscular concomitante del miembro inferior derecho, recientemente traumatizado. En relación con el empeoramiento clínico y volumétrico progresivo del cuadro edematoso, la familia decidió someter a la paciente a nuevas investigaciones clínicas e instrumentales.

Durante el curso de rehabilitación, para completar el diagnóstico, se realizó un análisis baropodométrico y un análisis del movimiento (es decir, un análisis de la marcha) para cuantificar cualquier alteración postural y biomecánica, que podría haber sido una causa etiológica concomitante de la patología linfoedematosa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad