Drenaje linfatico mecanico

admin
admin

Drenaje linfático a cargo del seguro de enfermedad

Conocimiento de los beneficios y contraindicaciones del drenaje linfático manual o mecánico. Información sobre los costes del drenaje linfático de la cara, las extremidades (piernas y brazos) y el abdomen y análisis de las diferentes técnicas comparadas: desde el método Vodder hasta la escuela Leduc.

Según Leduc, en cambio, el tratamiento debe realizarse mediante dos únicas manipulaciones que difieren según la afección a tratar, que son: la maniobra de retirada y la maniobra de reabsorción.

La primera consiste en manipulaciones que se realizan aguas abajo de la zona de interés para drenar los líquidos estancados, mientras que la segunda actúa sobre las zonas de infiltración para favorecer la absorción de líquidos a nivel de los vasos linfáticos superficiales.

La técnica manual de Vodder consiste en realizar diferentes tipos de manipulaciones en los tejidos con el fin de estimular el flujo mecánico de la linfa (restaurándolo o acelerándolo) en la dirección del flujo de los vasos, eliminando el exceso de líquido de los lugares de interés.

Beneficios del drenaje linfático

El drenaje linfático, como la propia palabra indica, favorece el drenaje de los fluidos linfáticos de los tejidos: la acción mecánica manual se realiza a nivel de las zonas que afectan al sistema linfático (formado por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos), con el fin de facilitar la salida de los fluidos corporales estancados.

A diferencia del método Vodder, el método Leduc implica la ejecución de menos movimientos que forman parte de protocolos terapéuticos que varían en función del tipo de trastorno que hay que tratar.Hay dos movimientos previstos por el método Leduc para la ejecución del drenaje linfático manual:

La maniobra de retirada debe realizarse aguas abajo de la zona afectada por el trastorno y tiene como objetivo vaciar los colectores linfáticos.La maniobra de reabsorción, en cambio, se realiza en las zonas afectadas por la retención y tiene como objetivo promover la reabsorción de líquidos dentro de los vasos linfáticos superficiales.

Drenaje linfático piernas

El descubrimiento del drenaje linfático se debe a Emil Vodder y su esposa Estrid. Sin embargo, antes del fisioterapeuta danés, fue Alexander Von Winiwarter, hacia finales del siglo XIX, quien desarrolló una serie de técnicas destinadas al drenaje natural de los fluidos linfáticos. Vodder siguió los métodos de su predecesor e hizo público este tipo de masaje en 1936.

Pero, ¿cómo funciona concretamente? Las manipulaciones siguen la trayectoria exacta del flujo linfático y actúan sobre las zonas afectadas con una presión creciente. De este modo, la linfa es empujada hacia los ganglios linfáticos, lo que se traduce en una mejora de la circulación y un mayor bienestar.

Si desea recurrir a personal experimentado y cualificado que conozca a fondo las técnicas manuales de drenaje linfático, está en el lugar adecuado. En Fisiokinetik podrá beneficiarse de un equipo de profesionales con los que podrá iniciar un programa a medida destinado a recuperar su mejor bienestar.

Drenaje linfático abdominal

El fisioterapeuta Emil Vodder y su esposa Estrid fueron los primeros en introducir el drenaje linfático en la década de 1930, y perfeccionaron la técnica introducida por el Dr. Alexander Von Winiwarter, dando lugar a la actual técnica de drenaje linfático de Vodder.

El método Vodder implica la realización de empujes circulares y rotatorios y de movimientos de dispensación y bombeo, mientras que el método Leduc implica únicamente la maniobra de retirada, que se realiza aguas abajo de la zona que presenta el trastorno, para vaciar los colectores linfáticos, y la maniobra de reabsorción, que se realiza en las zonas donde hay retención, para favorecer la reabsorción de líquidos.

A continuación, pasamos a la región de la pierna, cuyos ganglios linfáticos de referencia son los retromaleolares, y procedemos a realizar maniobras de bombeo y movimientos de golpeo en la zona de la pantorrilla, para terminar la parte anterior del miembro inferior con el tratamiento del pie.

Las maniobras son similares a las descritas para el miembro inferior, los ganglios linfáticos de referencia son diferentes, que en este caso son los axilares (si están presentes) y los del brazo. El tratamiento de la extremidad superior suele combinarse con el tratamiento del tórax y el pecho.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad