Masajes drenaje linfatico postoperatorio

admin
admin

Masaje de drenaje linfático después de una mastectomía

El drenaje linfático, como la propia palabra indica, favorece el drenaje de los fluidos linfáticos de los tejidos: la acción mecánica manual se realiza en las zonas que afectan al sistema linfático (formado por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos), con el fin de facilitar la salida de los fluidos corporales estancados.

A diferencia del método Vodder, el método Leduc implica la ejecución de menos movimientos que forman parte de protocolos terapéuticos que varían en función del tipo de trastorno que hay que tratar.Hay dos movimientos previstos por el método Leduc para la ejecución del drenaje linfático manual:

La maniobra de retirada debe realizarse aguas abajo de la zona afectada por el trastorno y tiene como objetivo vaciar los colectores linfáticos.La maniobra de reabsorción, en cambio, se realiza en las zonas afectadas por la retención y tiene como objetivo promover la reabsorción de líquidos dentro de los vasos linfáticos superficiales.

  Como hacer un buen masaje de drenaje linfatico

Masaje de cicatrices

Tras comprobar que no hay contraindicaciones para el tratamiento, el masajista aconseja al paciente que se vista adecuadamente para el masaje, por ejemplo, que evite llevar calzoncillos ajustados y apretados, que dificultan la circulación de los fluidos, y que evite los calcetines apretados y las rodilleras incluso después de la sesión.

Las técnicas de drenaje linfático exigen un tratamiento con las manos secas y desnudas, pero si la piel del paciente está demasiado seca, algunos expertos recomiendan suavizar las manos, sin exagerar, con una crema hidratante muy ligera.

Existen otros tipos de masajes drenantes en las piernas, aunque son menos comunes que los métodos Vodder y Leduc. Algunas tienen su origen en las disciplinas orientales, pero todas requieren las manos de un masajista experimentado para obtener un buen resultado:

  Movimientos masaje drenaje linfatico

Reabsorción de edemas postoperatorios

a) dar seguimiento a las solicitudes específicas comunicadas a CENTRO SALUS SRL, a través de su sitio web y para el registro, el acceso a los informes del área reservada y la descarga del material contenido en ella;

Los datos se organizan en archivos de papel y bases de datos electrónicas; se procesan utilizando herramientas y procedimientos manuales, informáticos y telemáticos adecuados para garantizar su seguridad y confidencialidad, respetando en todo caso las medidas de seguridad que se consideren adecuadas en virtud de los principios del RGPD (art. 32).

Habiendo adquirido la información proporcionada por CENTRO SALUS SRL, de acuerdo con el artículo 13 del GDPR, el usuario, declarando que es mayor de edad o tiene al menos 14 años, da su consentimiento para que sus datos personales sean incluidos en el archivo electrónico con el fin de dar seguimiento a las solicitudes específicas comunicadas a CENTRO SALUS SRL

Drenaje postoperatorio

Los orígenes del LDM son muy antiguos, el primero en introducir esta técnica en Occidente para combatir el linfedema fue el cirujano austriaco Alexander Winiwarter a finales del siglo XIX, pero el masaje que propuso no tuvo mucho éxito hasta que fue perfeccionado por el Dr. Emil Vodder y su esposa Estrid Vodder que lo hicieron público en 1936, en 1967 se fundó la Escuela Vodder llamada “Vodder Akademic SchuleWalchsee” con sede en Austria.

  Masaje drenaje linfatico piernas operacion de columna

El drenaje está indicado en el tratamiento del linfedema, una afección caracterizada por la acumulación de líquido en los espacios intersticiales, que da lugar a una insuficiencia linfática, clasificada según Foldi en dinámica (edemas postraumáticos, postquirúrgicos, hipoproteinemia, trombosis venosa e insuficiencia venosa crónica) y mecánica (anomalías congénitas).

El linfedema puede distinguirse en primario, caracterizado por anomalías congénitas del sistema linfático, y secundario, por la obstrucción causada por otra enfermedad como neoplasias, adenopatías, síndromes postflebíticos, linfangitis, extirpación de ganglios linfáticos, traumatismos articulares tras fractura, cirugía, enfermedades del sistema conectivo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad