Masaje drenaje linfatico muslos

admin
admin

Coste del masaje drenante de piernas

El drenaje linfático, como la propia palabra indica, favorece el drenaje de los fluidos linfáticos de los tejidos: la acción mecánica manual se realiza en las zonas que afectan al sistema linfático (formado por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos), con el fin de facilitar la salida de los fluidos corporales estancados.

A diferencia del método Vodder, el método Leduc implica la ejecución de menos movimientos que forman parte de protocolos terapéuticos que varían en función del tipo de trastorno que hay que tratar.Hay dos movimientos previstos por el método Leduc para la ejecución del drenaje linfático manual:

La maniobra de retirada debe realizarse aguas abajo de la zona afectada por el trastorno y tiene como objetivo vaciar los colectores linfáticos.La maniobra de reabsorción, en cambio, se realiza en las zonas afectadas por la retención y tiene como objetivo promover la reabsorción de líquidos dentro de los vasos linfáticos superficiales.

  Masajes drenaje linfatico

Masaje de drenaje linfático cuántas sesiones

Tras comprobar que no hay contraindicaciones para el tratamiento, el masajista aconseja al paciente que se vista adecuadamente para el masaje, por ejemplo, que evite llevar calzoncillos ajustados y apretados, que dificultan la circulación de los fluidos, y que evite los calcetines apretados y las rodilleras incluso después de la sesión.

Las técnicas de drenaje linfático exigen un tratamiento con las manos secas y desnudas, pero si la piel del paciente está demasiado seca, algunos expertos recomiendan suavizar las manos, sin exagerar, con una crema hidratante muy ligera.

Existen otros tipos de masajes drenantes en las piernas, aunque menos comunes que los métodos Vodder y Leduc. Algunas tienen su origen en las disciplinas orientales, pero todas requieren las manos de un masajista experimentado para obtener un buen resultado:

  Masaje de drenaje linfático rodilla

Masaje de drenaje linfático “hágalo usted mismo”.

Además de la linfa, se estimula el retorno de la sangre desde los vasos periféricos al corazón y, como resultado, el drenaje linfático mejora la circulación en todo el cuerpo. Se diferencia de un masaje tradicional por la ausencia de aceite y el tipo de movimientos realizados, que siempre van de la periferia al centro del cuerpo.

La frecuencia del drenaje linfático depende del objetivo. Por término medio, se realiza de dos a cinco veces por semana, según sea necesario para mantener una situación o para actuar en la fase aguda de un problema.

Masaje de drenaje linfático antes y después

Proceder siempre de abajo hacia arriba, para favorecer la circulación e ir desde las zonas periféricas hacia el corazón. Realice pequeños movimientos circulares en el maléolo y termine con un movimiento ascendente en sentido longitudinal.

  Ofertas masaje de drenaje linfatico

Los que realizan un masaje drenante saben que tienen que actuar sobre los dos músculos de la pantorrilla presionando entre ellos. Puedes sujetar los dedos en forma de gancho y aplicar presión con ambas manos, moviéndote hacia arriba. Repite 3×3 veces con cuidado de no ejercer demasiada presión sobre el tendón. Para que el drenaje sea eficaz, aplique siempre una presión suave pero firme, moviéndose hacia arriba y hacia fuera. Realiza movimientos profundos y lentos: empieza a sentir tu cuerpo y encuentra la energía adecuada para ti presionando de forma continua y fluida.

Coloque las manos en los laterales de las pantorrillas y utilice la palma para acariciar toda la longitud de la extremidad, hacia arriba, con una presión suave pero enérgica. Realiza el movimiento 3×3 veces sin interrupción entre cada repetición.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad