Drenaje linfático manual vodder bombeo

admin
admin

Drenaje linfático del brazo

Las secuencias de maniobras para cada territorio individual implican la alternancia de movimientos suaves de movilización, como las maniobras circulares, con movimientos de recogida y empuje, como el bombeo y el envío. También existen maniobras específicas para los tejidos fibróticos, utilizadas para inducir una transformación del tejido fibroso útil para la descongestión final.

En concreto, el drenaje linfático se evita en casos de infecciones agudas, tuberculosis, sospecha de neoplasias o establecidas, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, asma, hipertiroidismo, vagotonía.

Por supuesto, las contraindicaciones mencionadas anteriormente sólo deben tenerse en cuenta para el profesional que no ejerce bajo prescripción médica y que actúa fuera del ámbito de la rehabilitación o del hospital.

Contraindicaciones absolutas del drenaje linfático

Emil y Astrid Vodder eran dos fisioterapeutas, y sus conocimientos sobre el tema comenzaron cuando descubrieron que estimulando suavemente los ganglios linfáticos podían mejorar la salud de sus pacientes.

  Tecnica drenaje linfatico manual inventor

A lo largo de los años desarrollaron más esta técnica, y no fue hasta 1936 cuando la presentaron en un congreso. Enseguida fue muy popular en el ámbito estético, pero menos en el sanitario. No fue hasta unos años más tarde, tras diversas investigaciones y estudios de médicos especializados, cuando se reconoció también como tratamiento en el ámbito curativo.

La técnica de drenaje manual tiene como objetivo promover el flujo de la linfa desde la periferia del cuerpo hasta el corazón. De hecho, el flujo linfático también favorece una mejor vascularización de la sangre. Esto permite eliminar el exceso de residuos, favoreciendo el aporte de nuevos nutrientes.

Se trata de un curso especialmente diseñado que consta de una parte teórica y una práctica intensiva. Como primer paso, estudiarás temas teóricos relacionados con la anatomía y la fisiología del cuerpo humano, en particular los sistemas cardiovascular y linfático. Una vez que hayas entendido todo bien, abordarás la parte práctica, donde practicarás bajo la atenta mirada del instructor.

  Como hacer drenaje linfatico manual en abdomen

Drenaje linfático de la celulitis

El drenaje linfático manual en el método Vodder original consiste en ligeros golpes en la piel, en dirección centrípeta, desde la periferia hacia el centro del tronco, para ayudar a la linfa en su camino. Finalmente, termina con una serie de bombeos y drenajes en las zonas donde se acumula la linfa.

Existen contraindicaciones definitivas para el masaje linfático manual: las personas con infecciones agudas, eczemas y manchas en la piel, tumores malignos, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, hipertiroidismo, asma bronquial y bronquitis asmática aguda, flebitis y tromboflebitis e hipotensión no deben someterse al drenaje linfático.

La linfa viaja por los vasos linfáticos gracias a la propulsión de diminutas fibras musculares lisas y por receptores nerviosos que se contraen automáticamente cuando el tramo de vaso linfático que cubren se expande debido al aumento de la linfa que contiene. Las contracciones, en condiciones normales de salud, son de unas 10-12 por minuto, con una pausa de 5 segundos cada una para el llenado.

  Drenaje linfatico manual

Fisioterapia de drenaje linfático

El drenaje linfático, como la propia palabra indica, favorece el drenaje de los fluidos linfáticos de los tejidos: la acción mecánica manual se realiza a nivel de las zonas que afectan al sistema linfático (formado por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos), con el fin de facilitar la salida de los fluidos corporales estancados.

A diferencia del método Vodder, el método Leduc implica la ejecución de menos movimientos que forman parte de protocolos terapéuticos que varían en función del tipo de trastorno que hay que tratar.Hay dos movimientos previstos por el método Leduc para la ejecución del drenaje linfático manual:

La maniobra de retirada debe realizarse aguas abajo de la zona afectada por el trastorno y tiene como objetivo vaciar los colectores linfáticos.La maniobra de reabsorción, en cambio, se realiza en las zonas afectadas por la retención y tiene como objetivo promover la reabsorción de líquidos dentro de los vasos linfáticos superficiales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad