Beneficos del drenaje linfatico manual musculos

admin
admin

El drenaje linfático adelgaza

El drenaje linfático, como la propia palabra indica, favorece el drenaje de los fluidos linfáticos de los tejidos: la acción mecánica manual se realiza a nivel de las zonas que afectan al sistema linfático (formado por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos), con el fin de facilitar la salida de los fluidos corporales estancados.

A diferencia del método Vodder, el método Leduc implica la ejecución de menos movimientos que forman parte de protocolos terapéuticos que varían en función del tipo de trastorno que hay que tratar.Hay dos movimientos previstos por el método Leduc para la ejecución del drenaje linfático manual:

La maniobra de retirada debe realizarse aguas abajo de la zona afectada por el trastorno y tiene como objetivo vaciar los colectores linfáticos.La maniobra de reabsorción, en cambio, se realiza en las zonas afectadas por la retención y tiene como objetivo promover la reabsorción de líquidos dentro de los vasos linfáticos superficiales.

Drenaje linfático abdominal

El drenaje linfático manual en el método Vodder original consiste en ligeros golpes en la piel, en dirección centrípeta, desde la periferia hacia el centro del tronco, para ayudar a la linfa en su camino. Finalmente, termina con una serie de bombeos y drenajes en las zonas donde se acumula la linfa.

  Duracion drenaje linfatico manual

Existen contraindicaciones definitivas para el masaje linfático manual: las personas con infecciones agudas, eczemas y manchas en la piel, tumores malignos, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, hipertiroidismo, asma bronquial y bronquitis asmática aguda, flebitis y tromboflebitis, e hipotensión no deben someterse al drenaje linfático.

La linfa se desplaza por los vasos linfáticos gracias a la propulsión de diminutas fibras musculares lisas y por receptores nerviosos que se contraen automáticamente cuando el tracto de los vasos linfáticos que cubren se expande debido al aumento de la linfa que contiene. Las contracciones, en condiciones normales de salud, son de unas 10-12 por minuto, con una pausa de 5 segundos cada una para el llenado.

Contraindicaciones absolutas del drenaje linfático

El fisioterapeuta Emil Vodder y su esposa Estrid fueron los primeros en introducir el drenaje linfático en la década de 1930, y perfeccionaron la técnica introducida por el Dr. Alexander Von Winiwarter, dando lugar a la actual técnica de drenaje linfático de Vodder.

  Drenaje linfatico manual cabeza y cuello

El método Vodder implica la realización de empujes circulares y rotatorios y de movimientos de dispensación y bombeo, mientras que el método Leduc implica únicamente la maniobra de retirada, que se realiza aguas abajo de la zona que presenta el trastorno, para vaciar los colectores linfáticos, y la maniobra de reabsorción, que se realiza en las zonas donde hay retención, para favorecer la reabsorción de líquidos.

A continuación, pasamos a la región de la pierna, cuyos ganglios de referencia son los retromaleolares, y procedemos a realizar maniobras de bombeo y movimientos de golpeo en la zona de la pantorrilla, para terminar la parte anterior del miembro inferior con el tratamiento del pie.

Las maniobras son similares a las descritas para el miembro inferior, los ganglios linfáticos de referencia son diferentes, que en este caso son los axilares (si están presentes) y los del brazo. El tratamiento de la extremidad superior suele combinarse con el tratamiento del tórax y el pecho.

Beneficios del drenaje linfático

La linfa, un fluido muy similar a la sangre compuesto por agua, sales, proteínas y linfocitos, fluye por cada distrito del cuerpo, limpiándolo de los residuos metabólicos acumulados en los tejidos. A lo largo de su recorrido hay varias “estaciones”, los ganglios linfáticos, donde la linfa se libera de los residuos tóxicos recogidos y circula de nuevo hacia los tejidos.

  Drenaje linfatico manual tecnica

El mecanismo por el que funciona el drenaje linfático se explica por la aceleración del flujo linfático, un aumento de la corriente linfática que “arrastra” las sustancias nocivas de la zona de la herida y, con la llegada de linfa fresca, también llegan a la zona nutrientes con acción plástica y reconstructiva.

El masaje de drenaje linfático refuerza las defensas inmunitarias, favoreciendo la producción de linfocitos y su paso a la linfa y la sangre, donde ejercen su acción contra las infecciones. (@ IngImage)

Con el drenaje linfático manual se consigue una regeneración tisular completa e inmediata, así como un efecto duradero de reducción del edema y, muy a menudo, del dolor. También se consigue el reequilibrio del sistema neurovegetativo y la relajación psicofísica general.  Además, se refuerzan las defensas inmunitarias del propio organismo, ya que el masaje de los ganglios linfáticos favorece la liberación de linfocitos, que pasan a la linfa y luego a la sangre, aumentando la resistencia contra las infecciones.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad