Discusion del drenaje linfatico manal para el linfedema postmastectomia

admin
admin

Automatismos para el linfedema

1. Sociedad Internacional de Linfología. El diagnóstico y el tratamiento del linfedema periférico: Documento de consenso 2013 de la Sociedad Internacional de Linfología. Lymphology. 2013 Mar;46(1):1-11.2. Moore JE, Bertram CD. Flujos del sistema linfático. Ann Rev Fluid Mechanics 2018;50(1):459-82.

4. Tiwari P, Coriddi M, Salani R, Povoski SP. Linfedema de las extremidades relacionado con el cáncer de mama y ginecológico: una revisión de las modalidades de diagnóstico y las opciones de manejo. World J Surg Oncol. 2013 Sep 22;11:237.

14. Lasinski BB, McKillip Thrift K, Squire D, Austin MK, Smith KM, Wanchai A, et al. Una revisión sistemática de la evidencia para la terapia descongestiva completa en el tratamiento del linfedema de 2004 a 2011. PMR 2012;4:580-601.

19. Vafa S, Zarrati M, Malakootinejad M, Totmaj AS, Zayeri F, Salehi M, Sanati V, Haghighat S. Efecto de la restricción calórica y los simbióticos en la calidad de vida y la reducción del edema en el linfedema relacionado con el cáncer de mama, un ensayo clínico. Breast. 2020 Dec;54:37-45.

  Drenaje linfatico en linfedema

22. Sanal-Toprak C, Ozsoy-Unubolo T, Bahar-Ozdemir Y, Akyuz G. The efficacy of intermittent pneumatic compression as a substitute for manual lymphatic drainage in complete decongestive therapy inJ Cancer Surviv the treatment of breast cancer related lymphedema. Lymphology. 2019;52(2):82-91.

Masaje post-mastectomía

El linfedema afecta a una de cada cuatro mujeres después de una mastectomía. Se necesita movimiento (excelente si está en el agua) y vendas elásticas, especialmente cuando se viaja en avión. Cuidado con el calor y las picaduras de insectos, que provocan inflamación: la vacunación es útil

Cuando la inmunoterapia no tiene efecto, el uso de TILs mejora el control de la enfermedad. Esperanza para aquellos que no responden eficazmente a las terapias estándar. Resultados presentados en la ESMO

Identificó el mecanismo por el cual las partículas atmosféricas, aunque no modifican el ADN, favorecen el desarrollo de tumores en presencia de determinadas mutaciones. Posibles implicaciones futuras para el diagnóstico y el tratamiento tempranos

Linfedema mamario tras la radioterapia

Stella Maris, masoterapeuta en Roma, relata su intensa formación y trayectoria profesional, un viaje que abarca 28 años dedicados al drenaje linfático manual y a la rehabilitación motora linfática, vividos como una verdadera misión.

  Drenaje linfatico en linfedema

Me llamo Stella Maris y soy masoterapeuta en Roma, donde trato el linfedema. Lo hago desde hace años con pasión y compromiso, y lo hago para la rehabilitación motora y psicoemocional de las pacientes operadas de mama.

Desde muy joven sentí un fuerte interés por la técnica del drenaje linfático, un interés que me llevó -en cuanto fue posible- a buscar un curso de formación que me permitiera adentrarme en lo que más tarde se convertiría en una elección y una forma de vida.

En 1996, en Génova, asistí a un curso estructurado en tres niveles, dirigido por la Dra. Denisa Giardini sobre el método original del Dr. Vodder. Más tarde, en Turín, asistí al curso de primer y segundo grado de drenaje linfático del profesor Leduc, así como a una especialización en drenaje linfático y vendaje.

Edema mamario después de la cirugía

Tumbado boca arriba, con los músculos del cuello “en descarga” (con la cabeza apoyada en el suelo), realice movimientos sencillos de descontracción del cuello: por ejemplo, dibuje números o letras en el techo con la nariz.

  Drenaje linfatico en linfedema

Son ejercicios muy sencillos que consisten en mover los dedos de las manos y de los pies. Por ejemplo: agarrar y soltar una pelota de gomaespuma; simular que se toca un piano en el aire; tamborilear en el suelo; alejar y volver a juntar los dedos; rizar una toalla con los pies, abrirla y cerrarla; hojear un periódico con los pies; extender el pie en el suelo, masajearlo, hacerlo girar sobre una pelota de tenis; caminar sobre palos de madera. Mejor evitar los tacones, que corren el riesgo de anular la eficacia de la bomba venosa del pie (más de 6 cm de tacón prácticamente anulan su función).

Ejemplo de ejercicio. A cuatro patas en el suelo, pon una mano detrás de la cabeza y levanta el codo desde abajo hacia afuera, acompañando el movimiento con la mirada. Repetimos, cuidando nuestra respiración (inhalar al salir, exhalar al volver).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad