Ventajas y desventajas del drenaje linfatico facial

admin
admin

Drenaje linfático facial

Durante su recorrido, la linfa recoge material de desecho y lo transporta a los órganos encargados de su eliminación, los ganglios linfáticos. Se trata de nódulos de tejido situados a lo largo de los vasos linfáticos que tienen la función de producir linfocitos, es decir, glóbulos blancos, que detectan y destruyen agentes patógenos como gérmenes, sustancias extrañas o células neoplásicas, que pueden estar presentes en la linfa antes de que ésta pase a la circulación venosa.

El drenaje linfático, por lo tanto, adopta la forma de un tratamiento que tiene como objetivo promover la circulación linfática en las extremidades. Para ello debe ser practicada por personal experimentado que tenga conocimientos específicos de la circulación linfática y de las zonas a tratar.

Consiste en realizar maniobras manuales sobre el cuerpo para actuar directamente sobre un sistema físico, como el sistema linfático. Los movimientos lentos, ligeros y rítmicos empujan la linfa hacia las estaciones linfáticas, donde se produce la expulsión de las toxinas.

  Drenaje linfático facial método vodder

Precios del drenaje linfático

El drenaje linfático, como la propia palabra indica, favorece el drenaje de los fluidos linfáticos de los tejidos: la acción mecánica manual se realiza en las zonas que afectan al sistema linfático (formado por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos), con el fin de facilitar la salida de los fluidos corporales estancados.

A diferencia del método Vodder, el método Leduc implica la ejecución de menos movimientos que forman parte de protocolos terapéuticos que varían en función del tipo de trastorno que hay que tratar.Hay dos movimientos previstos por el método Leduc para la ejecución del drenaje linfático manual:

La maniobra de retirada debe realizarse aguas abajo de la zona afectada por el trastorno y tiene como objetivo vaciar los colectores linfáticos.La maniobra de reabsorción, en cambio, se realiza en las zonas afectadas por la retención y tiene como objetivo promover la reabsorción de líquidos dentro de los vasos linfáticos superficiales.

Drenaje linfático de piernas antes y después

El fisioterapeuta Emil Vodder y su esposa Estrid fueron los primeros en introducir el drenaje linfático en la década de 1930, y perfeccionaron la técnica introducida por el Dr. Alexander Von Winiwarter, dando lugar a la actual técnica de drenaje linfático de Vodder.

  Drenaje linfatico post operatorio facial

El método Vodder implica la realización de empujes circulares y rotatorios y movimientos de dispensación y bombeo, mientras que el método Leduc sólo implica la maniobra de refuerzo, que se realiza aguas abajo de la zona que presenta el trastorno, para vaciar los colectores linfáticos, y la maniobra de reabsorción, que se realiza en las zonas donde hay retención, para favorecer la reabsorción de líquidos.

A continuación, pasamos a la región de la pierna, cuyos ganglios linfáticos de referencia son los retromaleolares, y procedemos a realizar maniobras de bombeo y movimientos de golpeo en la zona de la pantorrilla, para terminar la parte anterior del miembro inferior con el tratamiento del pie.

Las maniobras son similares a las descritas para el miembro inferior, los ganglios linfáticos de referencia son diferentes, que en este caso son los axilares (si están presentes) y los del brazo. El tratamiento de la extremidad superior suele combinarse con el tratamiento del tórax y el pecho.

  Drenaje linfatico facial para acne

Contraindicaciones absolutas del drenaje linfático

Durante su recorrido, la linfa recoge material de desecho y lo transporta a los órganos encargados de su eliminación, los ganglios linfáticos. Se trata de nódulos de tejido situados a lo largo de los vasos linfáticos que tienen la función de producir linfocitos, es decir, glóbulos blancos, que detectan y destruyen agentes patógenos como gérmenes, sustancias extrañas o células neoplásicas, que pueden estar presentes en la linfa antes de que ésta fluya hacia la circulación venosa.

El drenaje linfático, por lo tanto, adopta la forma de un tratamiento que tiene como objetivo promover la circulación linfática en las extremidades. Para ello debe ser practicada por personal experimentado que tenga conocimientos específicos de la circulación linfática y de las zonas a tratar.

Consiste en realizar maniobras manuales sobre el cuerpo para actuar directamente sobre un sistema físico, como el sistema linfático. Los movimientos lentos, ligeros y rítmicos empujan la linfa hacia las estaciones linfáticas, donde se produce la expulsión de las toxinas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad