Concepto de drenaje linfatico facial

admin
admin

Drenaje linfático piernas

El sistema linfático constituye un sistema de drenaje paralelo al sistema venoso. Los vasos linfáticos y sanguíneos, aunque son similares en la estructura de sus paredes y en su curso, tienen algunas diferencias fundamentales:

Un rasgo característico de las paredes de los capilares linfáticos son los puntos de contacto entre las células endoteliales, denominados “uniones interendoteliales”. En efecto, las células endoteliales de los capilares linfáticos pueden simplemente tocarse, o tener sus márgenes superpuestos de forma simple o compleja, formando una especie de mecanismo de válvula unidireccional. Las uniones entre las células endoteliales pueden ser:

Los capilares linfáticos a nivel de la piel forman una red poligonal avalvular bidimensional, con mallas poligonales de 400 a 550 nanómetros, situada en el límite entre la capa reticular y la capa papilar de la dermis (red cutánea superficial). Cada capilar drena un área de piel de aproximadamente 0,25 mm cuadrados.

Al igual que las venas, los colectores linfáticos tienen en su interior estructuras valvulares, representadas por válvulas semilunares pareadas, formadas por una capa endotelial reforzada por una capa de fibras de colágeno reticulares.

  Anatomia drenaje linfatico facial

Puntos linfáticos faciales

El bloque de construcción morfológico y funcional elemental del tejido linfático son los ganglios linfáticos, también llamados ganglios linfáticos o glándulas linfáticas. Contienen células del sistema inmunitario en distintas fases de maduración. Controlan y protegen la sangre periférica filtrando y purificando la linfa, activando el sistema inmunitario y permitiendo el paso de los leucocitos al sistema linfático en presencia de patógenos. Las estaciones de los ganglios linfáticos tienen una ubicación topográfica constante.

A medida que la enfermedad se agrava y se vuelve crónica, progresa hasta la fase de elefantiasis. En el caso de un linfedema grave, se realiza una intervención quirúrgica para desviar la linfa estancada en una región hacia el tejido sano (linfangioplastia), o un autotransplante de ganglios linfáticos.

En el ámbito cosmético: tratamiento de los edemas que se producen tras la cirugía plástica, lifting, blefaroplastia, etc.; celulitis (el masaje debe combinarse con restricciones, dieta y ejercicio); tratamiento de cicatrices (también para reducir o contrarrestar la formación de queloides); úlceras que cicatrizan con dificultad (úlceras varicosas); quemaduras.

Drenaje linfático manual

El fisioterapeuta Emil Vodder y su esposa Estrid fueron los primeros en introducir el drenaje linfático en la década de 1930, y perfeccionaron la técnica introducida por el Dr. Alexander Von Winiwarter, dando lugar a la actual técnica de drenaje linfático de Vodder.

  Drenaje linfatico facial postoperatorio

El método Vodder implica la realización de empujes circulares y rotatorios y de movimientos de dispensación y bombeo, mientras que el método Leduc implica únicamente la maniobra de retirada, que se realiza aguas abajo de la zona que presenta el trastorno, para vaciar los colectores linfáticos, y la maniobra de reabsorción, que se realiza en las zonas donde hay retención, para favorecer la reabsorción de líquidos.

A continuación, pasamos a la región de la pierna, cuyos ganglios linfáticos de referencia son los retromaleolares, y procedemos a realizar maniobras de bombeo y movimientos de golpeo en la zona de la pantorrilla, para terminar la parte anterior del miembro inferior con el tratamiento del pie.

Las maniobras son similares a las descritas para el miembro inferior, los ganglios linfáticos de referencia son diferentes, que en este caso son los axilares (si están presentes) y los del brazo. El tratamiento de la extremidad superior suele combinarse con el tratamiento del tórax y el pecho.

Drenaje linfático del cuello

Un nuevo éxito científico, una versión mejorada del producto anterior (Med2Contour), que combina los ultrasonidos y la radiofrecuencia para modelar el cuerpo de forma no quirúrgica, reducir la acumulación de grasa, eliminar la celulitis y tensar la piel del rostro y del cuerpo. Rápido, eficaz e indoloro.

  Automasaje facial drenaje linfatico

Cada activación individual utiliza pulsos con un pico de potencia (“pulsos de potencia”), emitidos por cada sonda, que promueven el efecto “tapping” para masajear la zona tratada.

Los resultados del tratamiento con el aplicador Med Contour Multipower Body Shape and Tight son: mejora de la textura epidérmica y reorganización de la dermis, mejora del tono de la piel debido a la inducción de procesos activos, aumento de las fibras de colágeno y estimulación de los fibroblastos.

Acudir a una consulta es la mejor manera de saber más sobre nuestros tratamientos. Durante la consulta evaluaremos todas sus necesidades y expectativas y en función de ello le aconsejaremos los tratamientos más adecuados. Además de planificar y elegir los procedimientos adecuados, las consultas sirven para acordar los precios y paquetes de precios de nuestros servicios. Podemos asegurarle que si decide visitarnos, recibirá los más altos estándares de servicio al cliente, así como tratamientos y resultados de la más alta calidad. El precio incluye una cita de seguimiento dos semanas después de la intervención y, si es necesario, una corrección.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad