Drenaje linfatico antes y despues

admin
admin

Drenaje linfático en casa

La técnica de drenaje linfático según Vodder consiste en “bombear” el líquido linfático hacia el corazón, debe ser suave y paralelo al patrón de circulación, es decir, no presionar hacia el interior del cuerpo.

La técnica de la bomba, en esta técnica el terapeuta coloca ambas manos sobre la piel del paciente, empuja el líquido hacia el corazón con el pulgar, el índice y la parte de la mano entre los dos dedos.

La técnica rotativa, en este caso, el terapeuta masajea la piel con movimientos cíclicos mientras mantiene las palmas de las manos hacia abajo en el cuerpo del individuo. Las muñecas se utilizan para imponer y disminuir la presión del empuje.

Drenaje linfático postoperatorio

El fisioterapeuta Emil Vodder y su esposa Estrid fueron los primeros en introducir el drenaje linfático en la década de 1930, y perfeccionaron la técnica introducida por el Dr. Alexander Von Winiwarter, dando lugar a la actual técnica de drenaje linfático de Vodder.

  Perdida normal de volumen tras drenaje linfatico

El método Vodder implica la realización de empujes circulares y rotatorios y de movimientos de dispensación y bombeo, mientras que el método Leduc implica únicamente la maniobra de retirada, que se realiza aguas abajo de la zona que presenta el trastorno, para vaciar los colectores linfáticos, y la maniobra de reabsorción, que se realiza en las zonas donde hay retención, para favorecer la reabsorción de líquidos.

A continuación, pasamos a la región de la pierna, cuyos ganglios linfáticos de referencia son los retromaleolares, y procedemos a realizar maniobras de bombeo y movimientos de golpeo en la zona de la pantorrilla, para terminar la parte anterior del miembro inferior con el tratamiento del pie.

Las maniobras son similares a las descritas para el miembro inferior, los ganglios linfáticos de referencia son diferentes, que en este caso son los axilares (si están presentes) y los del brazo. El tratamiento de la extremidad superior suele combinarse con el tratamiento del tórax y el pecho.

  Drenaje linfatico despues de mastectomia

Lipedema antes y después

El drenaje linfático, como la propia palabra indica, favorece el drenaje de los fluidos linfáticos de los tejidos: la acción mecánica manual se realiza en las zonas que afectan al sistema linfático (formado por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos) para facilitar la salida de los fluidos corporales estancados.

A diferencia del método Vodder, el método Leduc implica la ejecución de menos movimientos que forman parte de protocolos terapéuticos que varían en función del tipo de trastorno que hay que tratar.Hay dos movimientos previstos por el método Leduc para la ejecución del drenaje linfático manual:

La maniobra de retirada debe realizarse aguas abajo de la zona afectada por el trastorno y tiene como objetivo vaciar los colectores linfáticos.La maniobra de reabsorción, en cambio, se realiza en las zonas afectadas por la retención y tiene como objetivo promover la reabsorción de líquidos dentro de los vasos linfáticos superficiales.

  Celulitis drenaje linfatico antes y despues

Drenaje linfático facial

En el lenguaje común, el término masaje de drenaje linfático se utiliza a menudo de forma genérica para referirse a diferentes tipos de masaje que actúan sobre la circulación linfática, con el objetivo de facilitarla y, en consecuencia, favorecer la eliminación de cualquier estancamiento de líquidos.

El masaje Tui Na representa una técnica de manipulación perteneciente al grupo de los masajes orientales chinos. Se caracteriza por la ejecución de movimientos de amasamiento y estiramiento realizados con el objetivo de desbloquear y regular tanto la circulación sanguínea como la linfática, ejerciendo una acción de drenaje linfático allí donde hay estancamiento.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad