Caso clinico drenaje linfatico

admin
admin

Evento de vídeo de drenaje linfático PhisioVit

Paciente con linfedema secundario oncológico mayor bilateral del miembro inferior izquierdo tratado con vendaje linfológico multicapa y drenaje linfático manual. Antes y después del ciclo intensivo de unas diez sesiones de tratamiento

Paciente con linfedema oncológico mayor bilateral de la extremidad inferior izquierda tratada con terapia descongestionante compleja (drenaje linfático manual, vendaje multicapa, ejercicios descongestionantes). Antes y después de un ciclo de unas diez sesiones.

Resolución de linfangitis y coronitis graves gracias a las medias

El fisioterapeuta Emil Vodder y su esposa Estrid fueron los primeros en introducir el drenaje linfático en la década de 1930, y perfeccionaron la técnica introducida por el Dr. Alexander Von Winiwarter, dando lugar a la actual técnica de drenaje linfático de Vodder.

El método Vodder implica la realización de empujes circulares y rotatorios y de movimientos de dispensación y bombeo, mientras que el método Leduc implica únicamente la maniobra de retirada, que se realiza aguas abajo de la zona que presenta el trastorno, para vaciar los colectores linfáticos, y la maniobra de reabsorción, que se realiza en las zonas donde hay retención, para favorecer la reabsorción de líquidos.

A continuación, pasamos a la región de la pierna, cuyos ganglios linfáticos de referencia son los retromaleolares, y procedemos a realizar maniobras de bombeo y movimientos de golpeo en la zona de la pantorrilla, para terminar la parte anterior del miembro inferior con el tratamiento del pie.

Las maniobras son similares a las descritas para el miembro inferior, los ganglios linfáticos de referencia son diferentes, que en este caso son los axilares (si están presentes) y los del brazo. El tratamiento de la extremidad superior suele combinarse con el tratamiento del tórax y el pecho.

Linfodrenaggio Vodder e Leduc – Intervista Dr.ssa Sara Graziani

1. Sociedad Internacional de Linfología. El diagnóstico y el tratamiento del linfedema periférico: Documento de consenso 2013 de la Sociedad Internacional de Linfología. Lymphology. 2013 Mar;46(1):1-11.2. Moore JE, Bertram CD. Flujos del sistema linfático. Ann Rev Fluid Mechanics 2018;50(1):459-82.

4. Tiwari P, Coriddi M, Salani R, Povoski SP. Linfedema de las extremidades relacionado con el cáncer de mama y ginecológico: una revisión de las modalidades de diagnóstico y las opciones de manejo. World J Surg Oncol. 2013 Sep 22;11:237.

14. Lasinski BB, McKillip Thrift K, Squire D, Austin MK, Smith KM, Wanchai A, et al. Una revisión sistemática de la evidencia para la terapia descongestiva completa en el tratamiento del linfedema de 2004 a 2011. PMR 2012;4:580-601.

19. Vafa S, Zarrati M, Malakootinejad M, Totmaj AS, Zayeri F, Salehi M, Sanati V, Haghighat S. Efecto de la restricción calórica y los simbióticos en la calidad de vida y la reducción del edema en el linfedema relacionado con el cáncer de mama, un ensayo clínico. Breast. 2020 Dec;54:37-45.

22. Sanal-Toprak C, Ozsoy-Unubolo T, Bahar-Ozdemir Y, Akyuz G. The efficacy of intermittent pneumatic compression as a substitute for manual lymphatic drainage in complete decongestive therapy inJ Cancer Surviv the treatment of breast cancer related lymphedema. Lymphology. 2019;52(2):82-91.

Anatomía Lección 13 – La sangre y el sistema linfático

Los orígenes del LDM son muy antiguos, el primero en introducir esta técnica en Occidente con el objetivo de combatir el linfedema fue el cirujano austriaco Alexander Winiwarter a finales del siglo XIX, pero el masaje que propuso no tuvo mucho éxito hasta que fue perfeccionado por el Dr. Emil Vodder y su esposa Estrid Vodder que lo hicieron público en 1936, en 1967 se fundó la Escuela Vodder llamada “Vodder Akademic SchuleWalchsee” con sede en Austria.

El drenaje está indicado en el tratamiento del linfedema, una afección caracterizada por la acumulación de líquido en los espacios intersticiales, que da lugar a una insuficiencia linfática, clasificada según Foldi en dinámica (edemas postraumáticos, postquirúrgicos, hipoproteinemia, trombosis venosa e insuficiencia venosa crónica) y mecánica (anomalías congénitas).

El linfedema puede distinguirse en primario, caracterizado por anomalías congénitas del sistema linfático, y secundario, por la obstrucción causada por otra enfermedad como neoplasias, adenopatías, síndromes postflebíticos, linfangitis, extirpación de ganglios linfáticos, traumatismos articulares tras fractura, cirugía, enfermedades del sistema conectivo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad