Beneficios del drenaje linfatico mecanico

admin
admin

Drenaje linfático mecánico

Además de la linfa, se estimula el retorno de la sangre desde los vasos periféricos al corazón y, como resultado, el drenaje linfático mejora la circulación en todo el cuerpo. Se diferencia de un masaje tradicional por la ausencia de aceite y el tipo de movimientos realizados, que siempre van de la periferia al centro del cuerpo.

La frecuencia del drenaje linfático depende del objetivo. Por término medio, se realiza de dos a cinco veces por semana, según sea necesario para mantener una situación o para actuar en la fase aguda de un problema.

Drenaje linfático del brazo

Fue entonces, de hecho, cuando el Dr. Alexander Von Winiwarter introdujo por primera vez un nuevo y especial método de masaje con el objetivo de combatir el linfedema. El método se practicó realizando un suave masaje, seguido de una compresión.

En su camino, la linfa encuentra estaciones linfáticas donde se vacía y elimina los residuos recogidos. Los tratamientos de drenaje linfático manual promueven el flujo de la linfa, lo que tiene el efecto de mejorar la circulación linfática y garantizar el bienestar general del paciente.

  Beneficios delñ drenaje linfatico en las mujeres

En cuanto a los edemas no patológicos e idiopáticos, los primeros son los típicos de la celulitis, el ciclo menstrual, la píldora o el embarazo, mientras que los segundos son aquellos cuya causa no se conoce con certeza. A veces pueden ser generados por el estrés, la fatiga o el calor.

Los distintos tipos de masaje linfático pueden realizarse tanto desde el punto de vista médico como estético, por ejemplo para combatir mejor la celulitis y sus imperfecciones. Las técnicas de manipulación utilizadas varían según el tipo de masaje que se practique y en función del problema que se quiera resolver.

Masaje de drenaje linfático antes y después

A lo largo de las vías linfáticas existen órganos, llamados ganglios linfáticos, capaces de producir los llamados linfocitos, es decir, una serie especial de glóbulos blancos dedicados a la eliminación de microorganismos hostiles.

Uniéndose a la linfa presente en los vasos procedentes de la parte superior del cuerpo, la linfa transportada por el conducto torácico se vierte en la unión de las venas subclavias y la vena yugular.

  Drenaje linfático máquina beneficios

La linfa representa un sistema eficaz a través del cual el organismo recoge los líquidos y los desechos de la periferia y los transporta a los órganos de depuración, como el hígado, los riñones, los pulmones y los ganglios linfáticos.

Como la propia palabra indica, el drenaje linfático favorece el drenaje de los líquidos linfáticos de los tejidos: la acción mecánica manual se ejerce sobre las zonas que afectan al sistema linfático, constituidas por el bazo, el timo, los nódulos linfáticos y los ganglios linfáticos, para facilitar la salida de los líquidos orgánicos estancados.

Los movimientos circulares, que deben aplicarse siempre de forma ligera y al mismo tiempo constante, se realizan generalmente a nivel del cuello y la cara: con frecuencia, el drenaje linfático comienza con este masaje circular, ya que a nivel del cuello los sistemas circulatorios sanguíneo y linfático se mezclan a través de los ganglios linfáticos de esta zona.

  Beneficio de drenaje linfatico

Drenaje linfático de piernas antes y después

Este tipo de masaje, también conocido como drenaje linfático manual, se practica en zonas del cuerpo que, por diversas razones, pueden tener una circulación linfática reducida (retención de agua). Al masajear las zonas que afectan al sistema linfático, se favorece la salida de los líquidos estancados, ayudando a restablecer la circulación normal.

El drenaje linfático favorece la rápida regeneración de los tejidos, tiene un efecto duradero en la reducción del edema y tiene un efecto analgésico. También favorece el reequilibrio del sistema neurovegetativo e induce la relajación psicofísica general.

El drenaje linfático favorece el refuerzo de las defensas inmunitarias del organismo: al masajear los ganglios linfáticos, se facilita la liberación de linfocitos que, al pasar a la linfa y luego a la sangre, aumentan la resistencia contra las infecciones.

El drenaje linfático favorece la rápida regeneración de los tejidos, tiene un efecto duradero en la reducción de los edemas y tiene un efecto analgésico. También favorece el reequilibrio del sistema neurovegetativo e induce la relajación psicofísica general.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad