Drenaje linfatico abdominal

admin
admin

Masaje de tonificación abdominal

Conocimiento de los beneficios y contraindicaciones del drenaje linfático manual o mecánico. Información sobre los costes del drenaje linfático de la cara, las extremidades (piernas y brazos) y el abdomen y análisis de las diferentes técnicas comparadas: desde el método Vodder hasta la escuela Leduc.

Según Leduc, en cambio, el tratamiento debe realizarse mediante dos únicas manipulaciones que difieren según la afección a tratar, que son: la maniobra de retirada y la maniobra de reabsorción.

La primera consiste en manipulaciones que se realizan aguas abajo de la zona de interés para drenar los líquidos estancados, mientras que la segunda actúa sobre las zonas de infiltración para favorecer la absorción de líquidos a nivel de los vasos linfáticos superficiales.

La técnica manual de Vodder consiste en realizar diferentes tipos de manipulaciones en los tejidos con el fin de estimular el flujo mecánico de la linfa (restaurándolo o acelerándolo) en la dirección del flujo de los vasos, eliminando el exceso de líquido de los lugares de interés.

  Que es un drenaje linfático del abdomen en estreñimiento

Masaje drenante abdominal antes y después

El fisioterapeuta Emil Vodder y su esposa Estrid fueron los primeros en introducir el drenaje linfático en la década de 1930, y perfeccionaron la técnica introducida por el Dr. Alexander Von Winiwarter, dando lugar a la actual técnica de drenaje linfático de Vodder.

El método Vodder implica la realización de empujes circulares y rotatorios y de movimientos de dispensación y bombeo, mientras que el método Leduc implica únicamente la maniobra de retirada, que se realiza aguas abajo de la zona que presenta el trastorno, para vaciar los colectores linfáticos, y la maniobra de reabsorción, que se realiza en las zonas donde hay retención, para favorecer la reabsorción de líquidos.

A continuación, pasamos a la región de la pierna, cuyos ganglios linfáticos de referencia son los retromaleolares, y procedemos a realizar maniobras de bombeo y movimientos de golpeo en la zona de la pantorrilla, para terminar la parte anterior del miembro inferior con el tratamiento del pie.

Las maniobras son similares a las descritas para el miembro inferior, los ganglios linfáticos de referencia son diferentes, que en este caso son los axilares (si están presentes) y los del brazo. El tratamiento de la extremidad superior suele combinarse con el tratamiento del tórax y el pecho.

  Drenaje linfático abdomen compex

Contraindicaciones absolutas del drenaje linfático

No todos los órganos son drenados por el sistema linfático[2]. El sistema nervioso central, los huesos, la médula ósea, la parte materna de la placenta y el endomisio de los músculos carecen de vasos linfáticos, aunque están provistos de conductos prelinfáticos capaces de drenar líquido intersticial hacia los ganglios linfáticos zonales. El cristalino, la córnea, la epidermis, el cartílago y la íntima tonaca de las arterias de gran calibre carecen no sólo de vascularización linfática sino también de vascularización sanguínea[2].

Este fluido, en su camino hacia los capilares linfáticos, se enriquece con productos del metabolismo celular, hormonas, antígenos y diversas sustancias (que también pueden ser importantes para el diagnóstico) y se vacía de nutrientes. De este modo, la linfa corresponde aproximadamente al líquido intersticial y su formación consiste en entrar en el vaso linfático[2].

  Drenaje linfatico abdomen fisioterapia

Los vasos de conducción linfática son los encargados de transportar la linfa desde los capilares hasta la salida en el torrente circulatorio e incluyen los precolectores, los pre y postcolectores linfáticos, los troncos y los conductos linfáticos.

Drenaje linfático piernas

Como hemos visto en anteriores reflexiones, entrenar nuestro diafragma mediante ejercicios de respiración nos permite relajar los músculos de la espalda y masajear los órganos abdominales.

Este automasaje alivia la tensión en el estómago, ayudándolo en el proceso digestivo, permite un mejor flujo de la linfa en el abdomen y el vaciado de la cisterna de Pequet, el punto de recogida de la propia linfa, que se encuentra en las primeras vértebras lumbares (L1-L2).

La estimulación del flujo linfático con la respiración diafragmática también mejora la circulación en la parte baja de la espalda y las piernas, asegurando la eliminación del exceso de líquido y toxinas.

Durante este periodo podemos autoestimular el drenaje linfático realizando los ejercicios de respiración diafragmática propuestos, en particular la respiración con visualización de la medusa, desde la posición supina.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad